No nos mires, ¡únete!

Si quieres formar parte de nuestra plataforma, remite un correo electrónico a

jovenes-avanza@hotmail.com

sábado, 19 de abril de 2008

¿Porqué la desidia de los jóvenes con la política?

Es una pregunta compleja y de hecho lleva de cabeza a muchos interesados. Sin embargo trataré de buscar una razón mirando sólo a mi alrededor pues aún soy joven. Supongo que yo daré un punto de vista diferente, debido a que no estoy acostumbrada a hablar de política y mi manera de exponer las ideas será sencilla, simple y seguramente, fácilmente rebatible.

Si hay algo que moviliza a masas de jóvenes, a parte de series cutres de poco contenido cultural, son las modas. Ya sean de ropa, de música, de móviles, mp3… Por lo tanto el primer motivo por el cual la política no tiene esa capacidad de movilización en los jóvenes sería que “no está de moda”. No es un tema para hablar en el recreo (¡Qué novedad!). Solución: Acercarse al joven haciendo ver que hablar de política puede ser tan “molón” como hablar de la serie del martes.

Partiendo de aquí, el hecho de que “no esté de moda” entre los jóvenes, puede deberse a varios motivos:

Uno de ellos podría ser que la edad media de un político conocido es muy elevada y por lo tanto, ya muy lejos de la edad “joven”. Solución: ya se está llevando a cabo, colocando a jóvenes promesas de políticos al mando de nacientes ministerios. Darles la confianza y el lugar que se merecen, siempre y cuando estén capacitados para ello.

Otro motivo por el cual considero que la política no es próxima a los jóvenes, podría ser debido a los diversos casos de corrupción que aparecen a lo largo de las legislaturas por parte cualquier partido. A parte de deprimir al que cree en la política, desmotiva al que podría creer en ella. También la poca seriedad de algunos políticos o bien el sueldo astronómico que cobran algunos de ellos, podrían ser motivos que alejen aún más a los políticos de los jóvenes. Solución: evitar futuros casos de corrupción que tanto daño hacen a la política y equiparar los sueldos para que cobren lo que les corresponde de verdad.

Otra de las causas podría ser que durante la etapa de formación escolar (también momento de crecimiento personal y moral) la política está poco presente en nuestro día a día. Nos acercan cosas como la ética, la religión (para quien quiera) la filosofía, pero nadie nos acerca a la política durante esos años en que aún no se tiene capacidad de votar. Algunos políticos visitan Universidades y dan allí conferencias, pero pocos van a colegios o institutos, dejando de lado el día de la propia inauguración (si se trata de un colegio público). Por lo tanto es normal que sólo los que tienen un interés intrínseco, ya lo tengan a esas edades tan tempranas. Solución: acordarnos de los jóvenes también antes de que entren en la Universidad.

Y finalmente y tratando de ser breve… colocar aquí el motivo familiar. Si no se habla en casa de política es difícil que nuestros hijos muestren un interés desbordado por ello. Los medios de comunicación no lo muestran todo (sí que muestran casos de corrupción, por ejemplo) y es en las charlas cotidianas donde de verdad se ve que la política es importante y la tenemos más cerca de lo que creemos. Solución: hablar sin miedo.

Por suerte sois muchos los jóvenes que de verdad os interesáis por la política desde pequeños y tenéis unos buenos cimientos formados gracias a unos ideales y muchas ganas de aprender. Deberíamos hacer otra entrada sobre “Cosas que me motivaron para acercarme a la política”.

3 comentarios:

Anabel dijo...

buenas!!
la verdad es que lo has explicado de forma muy clara y muy directa, da gusto leer cosas asi xD.
Tienes muchisima razon, en mi instituto a la mayoria de la gente no leinteresa la politica porque piensan que solo hay "chorizos" y casi todo el mundo nos mira raro a los que hablamos sobrer ella.asi que las soluciones que has dado podrian servir demucho y ojala la generacion siguiente de politicos tengan ideas como las tuyas.

Sin nada mas que decir, besos desde Andalucía

Arianna Bruguera dijo...

Me halagas Anabel con tus palabrasm, pero perdona si tengo esa sensación de que mi genialdiad no es tal... jeje.

Supongo que si es tan claro es porque utilizo un lenguaje plano y un vocabulario cercano y nada trabajado, más que nada porque aún no tengo esa capacidad. Veo que mi idea ha llegado igualmente, y me encanta saberlo.

Por cierto, espero que la generación siguiente de políticos tengan ideas muchísimo mejores que las mías, si no.. mal vamos, jeje.

Gracias por tu comentario una vez más, y espero volver a verte pronto por aquí.

Saludos desde Barcelona.

sex and the country dijo...

un gustazo haberte leído...
me pasaré más a menudo!!