No nos mires, ¡únete!

Si quieres formar parte de nuestra plataforma, remite un correo electrónico a

jovenes-avanza@hotmail.com

martes, 20 de mayo de 2008

Liberalismo Social vs. Socialdemocracia

La libertad del hombre como individuo pensante
y ejecutor de su propia voluntad mientras convive en sociedad.

Esa es en mi opinión el fin último y prioritario de toda sociedad. Es, por ello, que siento rechazo hacia todo régimen democrático o no, por toda iniciativa que tiene por misiva la imposición de criterios morales, éticos, hábitos o tradiciones sobre la libertad individual de las personas. ¿Sería la Educación para la Ciudadanía un instrumento para moldear mentes o un mero instrumento para la convivencia cívica?

Rechazo el Anarquismo pues considero que el Hombre necesita de unos medios jurídicos, legales o reglas de juego... de una estructura y "cierta autoridad" que garantice una armonía y convivencia social, ambas en pro de un bien social que pueda poner las bases de la generación de un hombre libre e independiente y no alienado por el Estado.

Según la Wikipedia,

el liberalismo es un sistema filosófico, social, económico y de acción política, que promueve las libertades civiles y el máximo límite al poder coactivo de los gobiernos sobre las personas; se opone a cualquier forma de despotismo y es la doctrina en la que se fundamentan el gobierno representativo y la democracia parlamentaria. Aboga principalmente por:

* El desarrollo de las libertades individuales y, a partir de ésta, el progreso de la sociedad.
* El establecimiento de un Estado de Derecho, en el que todas las personas, incluyendo aquellas que formen parte del Gobierno, están sometidas al mismo marco mínimo de leyes.


En la actualidad el termino liberal se confunde erróneamente con un sector de la derecha democrática e incluso con la corriente neoliberal. Sin embargo, tradicionalmente este concepto no se ata a ninguna corriente considerada de izquierdas o derechas, ambas un tanto desdibujadas en la Era de la Globalización y de dudoso futuro.

Yo defiendo un Liberalismo Social que anteponga al individuo como fruto de toda praxis política, que defenda la libertad individual del hombre en Sociedad, en todos y cada uno de los terrenos, no sujeto a la asfixia estatal de quien intenta imponer y oprimir.

Ello no significa el abandono del Estado ni la reducción "estricta" de su papel como agente social, pues es el Estado el que debe equilibrar y combatir, en base a políticas sociales, las bases mediante las cuales el hombre pueda tener los instrumentos que lo hagan ser libre para elegir su futuro.

Bajo mi humilde opinión, de cara a la galería queda muy bonito pregonar la igualdad de todo ser humano, pero nada mas lejos de la realidad. Todos somos distintos en ideas, sentimientos, pensamientos, razas, tradiciones y un largo etcétera. La igualdad no debe ser una imposición o una exigencia, entendida como la búsqueda de un equilibrio social que en la práctica es no sólo utópico sino identitariamente imposible.

La igualdad social ha de consistir en la ayuda y promoción de iniciativas que hagan que la gente salga de la pobreza, darles instrumentos para que mediante la educación y la tolerancia, cada hombre pueda abrazar un estado de bienestar que le permita alcanzar su plenitud como "hombre libre en sociedad".

Más que tener un Ministerio de la Igualdad considero que se debería luchar por la integración social, por la tolerancia y convivencia de las diferencias culturales y raciales de la Nueva Europa, no tan distinta de la Vieja e Histórica.

La convivencia como base de un sistema que permita la igualdad de acceso a los mismos recursos. Eso es la igualdad que debe perseguirse. La libertad y progreso de los pueblos debe consistirse en la convivencia intercultural y social que abrace como pilar fundamental la Educacion, Desarrollo Social y Personal del Individuo.

Yo defiendo un Liberalismo Social como base de una igualdad jurídica y política que garantice mayores cuotas de libertadad individual (no intromisión del Estado en la conducta privada de los ciudadanos mientras esta no afecte a la libertad social de otros). Este es y deber ser el verdadero progreso social que muchos jalean a los cuatro vientos.

Por tanto, este liberalismo hace uso del trabajo participativo y capitalismo social para reducir las desigualdades sociales pero cuyo centro político es el individuo libre y no el sueño de una sociedad-estado o ente como prioridad.

No importa el sistema sino las medidas que este aplique
y el resultado que estas acciones tengan en el individuo
como agente social responsable e independiente.


1 comentario:

Héctor Mejía Guido dijo...

Tiene bastantes años que escribieron el artículo. Sin embargo, cabe destacar que existen una serie de inconsistencias en el mismo. Por ejemplo, consideran al liberalismo social como la base para una sociedad, pero no creen en la democracia de ningún tipo, escriben sobre un Estado de bienestar que resolvera los problemas de su sociedad, señalan que todos somos diferentes pero pregonan una "convivencia... que permita la igualdad de acceso a los mismos recursos". En lo personal, este artículo me suena más a socialismo que que liberalismo. La pregunta es ¿dónde quedo la libertad? No sé de que país sean pero en México el liberalismo social tiene una connotación bastante negativa. Es decir, es visto como neoliberalismo disfrazado. Saludos.